Las Ánimas Rojas de Rebolo

El 20 de febrero de 1930, José Dolores Gutiérrez, Isaac Morón, Euclides Cabrera, Paulo Ballesteros, Pedro Cera, Joaquín Pérez, Tomás Ahumada y Alfonso Escalante, estaban bebiendo en la calle 17 con la carrera 22, calle Soledad con callejón de Ceiba. De pronto se les acabó el ron y no tenían dinero para comprar más.

Como estaba tan contento y quería seguir la juerga, José Dolores Gutiérrez le dijo a sus compañeros que crearan un disfraz para ‘levantar billete para comprar más ron’. Vino entonces el dilema de disfrazarse sí pero de qué. Entonces Isaac Morón les contó que él había visto en Ciénaga un grupo que se ponía un capuchón negro y cantaba versos picantes y jocosos y así ganaban dinero.

Consiguieron una libreta, escribieron unos versos y se fueron a recorrer las calles del barrio vestidos como estaban. Poco tiempo después reunieron el dinero y compraron otra botella de ron. Al final del día estaban muy cansados pero aun así se reunieron y acordaron que al día siguiente todos estarían vestidos con un traje de mujer negro. Bautizaron al grupo El Capuchón Negro.

Con ese nombre fueron conocidos hasta que mataron a Jorge Eliécer Gaitán en 1948. Entonces José Dolores y sus amigos quisieron hacerle un homenaje y, pese al peligro, declarar públicamente su militancia liberal por lo que rebautizaron el grupo de letanías y lo llamaron Las Ánimas Rojas de Rebolo.